16 de noviembre de 2007

Portal de Encuentros



Las puertas son y han sido figuras sagradas por excelencia. Puntos de partida a otra dimensión, el comienzo (puerta de entrada) o el final de un ciclo (puerta de escape o salida). Hechas para contener al hombre, también conducen a los seres animados que pueblan nuestro universo.
Este Blog es un portal, concebido para vincular al visitante-viajero-peregrino en su búsqueda por el conocimiento, animando su anhelo del saber en la medida que vamos descubriendo con él otras puertas por visitar.
La inclusión de comentarios nos permite generar redes, descubrir paulatinamente aquellos rostros que tras el teclado expresan un caudal de vida y sentimientos. Nos hermanamos en la red, nos asociamos y conocemos desde la perspectiva de aquello que nos inquieta, emociona o preocupa. Emitimos juicios, fundados o carentes de lógica, pero juicios al fin y al cabo que expresan visiones particulares nacidas de la cotidianeidad con los mundos en los que nos desenvolvemos. Expresamos aquello que nos provoca y conmueve. En alguna medida vivimos y sentimos en la Red.
Pues bien, esta puerta que hoy se abre, es para invitarlos a visitar otros mundos bellos y sencillos a los que pueden acceder pinchando los links que están en la columna de la derecha, como los de nuestra amiga Polvorilla en su Blog “Razón o Verdad”
http://www.polvorilla-1.blogspot.com/ , matizados de arte y poesía, o bien sugerentes y apasionados como los de Aiguamel. También están abiertas las puertas para contactar con los grandes maestros espirituales de nuestro tiempo, y con todos aquellos seres que advierten los peligros de la era en la que nos encontramos, como las que presenta Núria en su interesante Blog “Desde mi ventana” http://dmiventana.blogspot.com/ .
Esperamos que estas puertas se multipliquen, para -de este modo-, contribuir a paliar la sed de conocimientos, y la gran necesidad de comunicarnos unos a otros.

Por Avedelsur

3 comentarios:

Núria dijo...

Antes que nada quiero agradecerte por las palabras dejadas en mi blog y por las que en éste mismo post expresas sobre mi cuaderno de notas. Pero lo principal es que quiero decirte que creo que es muy bello lo que expresas al hablar del sentido de las puertas, considerados efectivamente por todas las sociedades tradicionales como símbolo de apertura a otros espacios de la realidad y de nosotros mismos. Pues para la Ciencia Simbólica o Ciencia Sagrada, el microcosmos y el macrocosmos son la misma cosa y uno revela al otro. “Lo de fuera es como lo de adentro…para obrar el milagro de una cosa única”, dice la “Tabla de Esmeralda”

Saludos.

Polvorilla dijo...

Sólo me queda sumarme a Núria y agradecerte tus palabras sobre mi humilde bloc.
También quiero aportar algo a tu bello escrito así como el de Núria.

La puerta simboliza el lugar de paso entre dos estados, entre dos mundos, entre lo conocido y lo desconocido, la luz y las tinieblas, el tesoro y la necesidad. La puerta se abre a un misterio. Pero tiene un valor dinámico, psicológico; pues no solamente indica un pasaje, sino que invita a atravesarlo. Es la invitación al viaje hacia un más allá...
La puerta es la abertura que permite entrar y salir, y por tanto el pasaje posible aunque único de un dominio a otro: por lo general, en la acepción simbólica, del dominio profano al dominio sagrado. Así el pórtico de las catedrales, los tarona hindúes, las puertas de los templos o de las ciudades Khmers, los torii japoneses, etc.

Un fortísimo abrazo.

Angel Pasajero dijo...

Cada vez que se abre una puerta, nace una esperanza.
Saludos Ave.